ROMANCERO QUINIELERO

Si quiere zapatos nuevos,

Juegue al doble cero, huevos.

¿Su mujer quiere una enagua?

Juegue al cero uno, agua.

¿Quiere un tapado de armiño?

Juegue al cero dos, al Niño.

Juegue a ganar, esta vez

Con San Cono, el cero tres.

¿Quiere lujo, plata y fama?

¡Juéguele al cuatro, la cama!

Juegue abundante y barato

Jugándole al cinco, al gato.

Mire, jugando no yerro

Apostando al seis, al perro.

Sale, seguro del brete

Con el revólver, el siete.

No siga haciéndose el bocho; 

Juegue al incendio, al cero ocho.

Cruce si hay sol, o si llueve

Al arroyo, el cero nueve.

Saldrá sonriendo después 

Con la leche, que es el diez.

Si no lo juega, ¡está frito!

(juéguele al once, al palito)

Tiene éxito asegurado

Si juega al doce, al soldado.

Comerá pan y galleta

Si juega al trece, la yeta.

Juegue tranquilo, muchacho

Que  el catorce es el borracho.

Si lo ganó ¿Quién lo quita?

Quince es la Niña bonita.

Juegue que de oro es el brillo,

Dieciséis es el Anillo.

¿Qué número, Ña Atanasia?

¡Diecisiete, la disgracia!

Jamás tendrás un calambre:

El dieciocho es pura sangre.

Quedarás condecorado

Con diecinueve, el pescado.

Ganá, después de la siesta,

Con el veinte, que es la fiesta.

¿Qué te da suerte y poder?

El veintiuno, la mujer.

Ganá siempre, mucho o poco

Con el veintidós, el loco.

De ganar siempre es la cosa:

Veintitrés, la mariposa.

En menos que canta un gallo

(Veinticuatro es el caballo).

Tendrás mucha plata fina

Veinticinco es la gallina.

Tendrás muy rica camisa 

Jugá al veintiséis, la misa.

Ganarás guita a rolete

Con el peine, el veintisiete.

De ganar estarás chocho

Con el cerro, el veintiocho.

Ganarás fortuna en breve

Con San Pedro, el veintinueve.

De hacerse rico es la cosa

Con el treinta, Santa Rosa.

Que no te dé un patatús  

Que el treinta y uno es la luz.

Podés apostar certero:

Treinta y dos es el Dinero.

Éxito total, ¡y listo!

Jugá al treinta y tres, que es Cristo.

Jugá , y quedá de una pieza:

Treinta y cuatro es la Cabeza.

Jugá y que te importe un pito:

Treinta y cinco, el pajarito.

¿A cuál juega, doña Queca?

Al treinta y seis, la manteca.

¿Cuál preferís de la lista?

¡Al treinta y siete, el dentista!

¿Qué número tendrá el yeite?

El treinta y ocho, el aceite!

¿A cuál jugaré, si llueve?

¡A la lluvia, el treinta y nueve!

Y para tener buena renta

Al cura, que es el cuarenta.

Seguro como ninguno 

Cuchillo, el cuarenta y uno.

Para ganar cual semilla

 cuatro-dos, la zapatilla.

Ganarás de corazón

Cuarenta y tres, el balcón.

Para ganar sin cansarse,

Cuarenta y cuatro, la cárcel.

Para ganar con buen tino

El cuarenta y cinco, el vino.

Para ganar sin debates,

El cuarenta y seis, Tomates.

Ganarás cual un ariete:

El muerto, el cuarenta y siete.

De ganar quedarás chocho

Con muertoquehabla, cuatrocho.

Jugar a que te renueve

La carne, el cuarenta y nueve.

Ganá como Pedro o Juan.

Jugale al cicuenta, El Pan.

Ganarás, no creas que un pucho.

Cincuenta y uno, dale, el serrucho.

Ganarás muy mucho, vos

La Madre, el cincuenta y dos.

Serás rico sin ser narco

¡el cincuenta y tres, el barco!

Con éste siempre se saca:

Cincuenta y cuatro, la Vaca.

Ganarás sin muchos ruegos:

Cincuenta y cinco, gallegos.

El gran premio de tu vida,

El cincuenta y seis, la caída.

Ganá cual nunca has ganado

Con el cincuenta y siete, el gibado.

En consejo yo derrocho

Ahogado, el cincuenta y ocho.

Y decírtelo me encanta:

¡cincuenta y nueve, la Planta!

Ganarás más de la cuenta

Con la Virgen, el sesenta.

Lograrás cumplir tu meta:

Sesenta y uno, escopeta.

Seguí tu premonición:

El seis-dos, inundación.

Jugá tu presentimento:

Sesenta y tres, casamiento.

Nunca habrás ganado tanto:

Sesenta y cuatro es el llanto.

Sos seguro ganador:

Al seis-cinco, el Cazador.

Ganarás lo que tu dices

El seis-seis son las lombrices.

Apostá tu firulete

Víbora el sesenta y siete.

Festejá con buenos vinos

Sesenta y ocho, sobrinos

Te da muchos beneficios

Sesenta y nueve, los vicios.

Serás de la guita dueño

Setenta, el muerto de sueño.

Ganá con merecimientos.,

Setenta y uno, excrementos.

Jugate a toda llaneza

Al setenta y dos, sorpresa

Juga y jamás te irá mal

Al siete tres, hospital.

Jugá, y ganás en un rato

Los negros, setenta y cuatro.

Ganarás pegando un brinco:

Payaso el setenta y cinco.

Obtendrás lo que tú amas 

Jugando al 76, las llamas.

Ganarás lo que pretendas

¡Setenta y siete, Las Piernas!

Jugá y bailá una ranchera:

Setenta y ocho, Ramera.

Apostá y serás campeón:

Setenta y nueve, Ladrón.

Terminarás chocho (o chocha)

Jugando ochenta, la bocha.

Guita de todos colores

Ochenta y uno, las flores

Jugá y que nadie te vea

Ganar ocho-dos Pelea.

Ganarás, un hecho es

Con Mal tiempo ochenta y tres.

Ganarás con arrebato

Con la Iglesia, ochenta y cuatro.

Tu felicidad – eterna – 

Jugá ocho-cinco, linterna.

Serás rico, yo presumo:

Jugá ochenta y seis, el humo.

Jugá lo que ven tus ojos:

Ochenta y siete, piojos.

Ganarás oro sin tapa:

Ochenta y ocho es el Papa.

Jugando nadie te abata:

Jugá ocho-nueve, la rata.

Jugá (no es compra ni venta)

Jugá al Miedo. Es el Noventa.

Ganá casi exagerado

El nueve-uno, Excusado.

Ganá o ganá. Una de dos:

Médico es el noventa y dos.

Tu juego no es demorado

Nueve- tres, enamorado.

Jugá, jugá, que esto es serio:

Nueve-cuatro, el cementerio.

Jugá, y abrí bien los ojos:

Nueve-cinco, los anteojos.

Apostá, tiene sentido:

Nueve-seis es el marido.

Tu apuesta mejor es esa:

Noventa y siete, la mesa.

Tu apuesta mejor, es y era

Nueve-ocho, la lavandera.

Tendrás dinero en las manos:

Nueve-nueve, los hermanos.

================

PALERMO, 21 de enero de 2020