Quiniela de Tucumán

Quiniela de Tucumán: Delfor Medina era un pelador de caña de la localidad de Vipos, en la provincia de Tucumán. Una vez fue a comprar una macheta, que es un cuchillo especial con hoja ancha y redondeada que se utiliza para su trabajo, al almacén de ramos generales del turco Salim. Encontró la herramienta que necesitaba, le preguntó el precio al turco, y éste, con una sonrisa sobradora, se lo dio: “Quinientos besos” le dijo con su acento de Jordania (en el norte argentino les llaman turcos a los sirios, armenios, jordanos, libaneses etc.). Tal cual como era de imaginar, Delfor le pidió al turco que se la diera al fiado. “Anotemélo, don Salim”, le dijo con timidez, pensando que la respuesta iba a ser un “no” rotundo. Por el contrario el comerciante, que era bueno pero no zonzo , y sabía de su simpleza y honradez de le respondió en broma: “bueno, te la anoto, bero ¿bórqui no te vas a la capital y te jugás unos besos a la quiniela? Así me bodés bagar”. Delfor volvió a su rancho a pie como había venido, llevando con orgullo su macheta como un legionario romano que llevara un hacha de guerra, si bien que envuelta en una hoja de “La Gaceta”, único diario que se publicaba en la provincia, y que llegaba a Vipos… siempre con un atraso de quince días. Al llegar, y desenvolver el paquete – Delfor sabía leer – vio: “Resultados de ayer de la quiniela de Tucumán”; una serie de números, seguidos de una explicación de lo que se podía ganar en caso de jugar a una, dos, tres, y cuatro cifras. Entonces tomó una decisión: Ni lerdo ni perezoso, y con el pecho lleno de ilusión, después de esconder bien la macheta en la ajada valija de cartón donde guardaba sus pilchas, sacó del pozo tapado con un trozo de tablón gris de muchas lluvias y soles los pocos pesos que tenía, y se marchó casi corriendo a tomar el colectivo que iba para la capital, donde jugaría a la quiniela de ese día, y seguramente iba a acertar los dos o tres números que jugaría.
Tuvo que volver a Vipos con unas monedas que había mendigado para pagar el colectivo.