NOCHE SIN LUNA NI ESTRELLAS

Mundo Quiniela
       ¡AAaahhh!, ¡Aaahh! ¡Cuánto tiempo sin abrir los ojos! En medio de todo, mi forma de vivir es muy gratificante. Sólo despierto para alimentarme. Y mientras estoy despierto, trato de divertirme lo más posible. ¡Esto es vida, y no la de los estúpidos mortales! Abro la tapa, huelo todo a mi alrededor, toco – mi tacto es muy sensible tanto a la temperatura como a la suavidad o aspereza, mis dedos son maravillosos, mis uñas largas (trato de mantenerlas limpias, igual que a mis dientes, total son mis herramientas de trabajo) y afiladas.        El olor es el mismo de siempre. Quizás un poco de olor a suciedad, pero por aquí siempre hay olor a suciedad y putrefacción, después de todo, es lo normal. La oscuridad es total, otra señal de que…
Leer más

MAÑANA DE SOL

Mundo Quiniela
       Es una hermosa mañana de sol.  Me levanto de la cama, muerto de sueño. Hoy seguro, seguro, que voy a ganar a la quiniela. Apoyé el pie derecho en el suelo. ¡Muy bien! Eso es empezar el día con el pie derecho. Tomé nota, era un punto a favor. El primer paso significaría el uno. El uno era el niño. Tenía que buscar urgentemente un niño. Busqué en mi escritorio la libretita que llevo siempre para anotar los números que se me van apareciendo con los diferentes actos que realizo en mi vida normal. Pero de golpe, reacciono. Me doy cuenta que el uno no es el niño sino el agua, y eso me hace recordar que antes de seguir adelante debía haberme lavado la cara; efectivamente, vuelvo al baño pensando…
Leer más

URGENTE, UNA LETRA DE TANGO

Mundo Quiniela
        El hombre entró algo desesperado al “Café y Bar Los Amigos”. Estaba con muy poca plata, y tenia en muy poco tiempo que escribir una letra de tango, que era lo único que lo podía salvar Le habían ofrecido buena plata si para las seis de la tarde tenía una letra para un tango que un conocido había compuesto, y cuyo nombre era “Canallada del Destino”. Es claro. Un tango no podía tener otra letra ya que normalmente este tipo de poesía tocaba siempre los mismos temas: La mujer infiel, la traición (de ella o del amigo), el arrepentimiento de la propia infidelidad, el haber perdido la oportunidad de ser feliz. La vejez a los treinta y cinco, o a los cincuenta, el cigarrillo, el alcohol, el cambio de vida…
Leer más

A LA CABEZA

Mundo Quiniela
I        Vladimir Rodríguez Frankenstein era un científico del barrio de Almagro que descendía lejanamente por parte materna de aquel doctor que a principios del siglo diecinueve creara al famoso monstruo hecho de trozos de  cadáveres que consiguiera de alguna manera “non sancta”, dándole vida mediante un fuerte shock eléctrico. Era un hombre bastante tranquilo, empleado en el Conicet, donde gozaba de reputación de buena persona, si bien poco creativo. En fin, era un hombre común, que se ganaba la vida honradamente en su empleo, siendo eficiente, pero nada fuera de lo normal. En el momento de nuestro relato tendría unos treinta y cinco o treinta y seis años, estaba casado hacía seis, tenía una hija de dos, y vivía en un departamentito de tres ambientes en el barrio de Almagro. Era…
Leer más

CUÁL ES MI NOMBRE

Mundo Quiniela
       Soy una entidad especial. Me atan al carro de todos los vencedores. Me hacen figurar reemplazando a los méritos de quienes verdaderamente valen, me llevan de aquí para allá, diciendo que soy buena, que soy mala; yo soy como soy, al igual que mi hermano el azar. No tengo culpa, no tengo orgullo, casi ni existo, pero la gente me manosea, estoy en boca de todos, soy los números de la quiniela, soy las diversas ubicaciones de los caballos en el hipódromo, estoy de parte de todos los deportistas, de los lances de esgrima, de la tauromaquia, a veces el entusiasmo del que gana me menciona con humildad, y la tristeza del que pierde me maldice, me insulta, me dice perra, etc. Sin embargo yo voy donde me llevan, ya…
Leer más

CIEN PESOS A LA CABEZA

Mundo Quiniela
       Juan estaba acostado en un banco de una plaza de Palermo. Miraba el movimiento del follaje de los jacarandaes que se alzaban a su alrededor, mecidos por una brisa que poco a poco se iba convirtiendo en viento. “Voy a cambiar de domicilio” dijo para sí. “Este vientito es señal de que pronto va a llover”. Pero Juan era muy vago. Le daba mucha “fiaca” levantarse del banco. Llevaba casi cuatro horas acostado todo a lo largo del asiento, disfrutando del sol, de las sombras movedizas de los jacarandaes coposos que rodeaban la plaza, de ver pasar las mujeres jóvenes con sus remeras pegadas por el viento y sus pantalones con las rodillas rotas a propósito, para mostrar las de carne y hueso. Pensaba en qué desayunaría, que su última…
Leer más

QUINIELA

Mundo Quiniela
Desde que era un niño siempre quise jugar a la quiniela. Viviendo en un país como Kimbawipi, en el centro de Africa, donde no sólo no existe la quiniela sino la más mínima señal de civilización, nunca pude hacerlo. Ahora estoy en Buenos Aires, Capital de la Argentina, un país de América del sud. Acabo de llegar a un aeropuerto bastante importante en el que hay una parte aún en construcción, probablemente una ampliación, ya que el movimiento es grande, se ven muchos aviones de distintas banderas. Aparentemente es un aeropuerto internacional, no de cabotaje. El movimiento de pasajeros es constante, pilotos, azafatas y comisarios uniformados con insignias de distintas empresas, todos yendo y viniendo con su correspondiente valijín con ruedas, componen una nota de color diferente en el ya…
Leer más

TRUCO

Mundo Quiniela
Todo empezó cuando me compraron. Sí, me compraron, no me encontraron en la calle ni fui fruto de un regalo. Mi dueña, una señora buena como el pan me compró en el estudio de una escribanía. Sí, creo que se dice estudio, como con los abogados, que le llaman estudio, pienso, para que la gente entienda que estudiaron, no sé, es claro, no sé mucho de esto porque soy un perro. Sí, mucha gente me dice que soy un Cocker Spaniel Inglés, que tengo papeles, y que en los papeles figura que me llamo Frickystorm, pero ése debe ser mi apellido, el caso es que el marido de mi propietaria me bautizó Truco. Soy un poco loco, como dicen que son todos los de mi raza. Soy de color negro.…
Leer más

AVENTURA EN EL MAR

Mundo Quiniela
       “Las olas, cada vez más altas, parecían verdaderas murallas, como si el mar se hubiera puesto vertical. Los látigos del viento nos azotaban con toda la furia, agravados dolorosamente por el cimbronazo del agua salada. La tormenta arreciaba; la arboladura del buque crujía como si fuese de papel. Habíamos arriado todas las velas, pese al peligro que representaba el no tener casi dirección, sólo navegar a barlovento, pensando que los piratas turcos tenían una nave más ligera que la nuestra. La noche helada, pese a la tormenta, hacía más duras las tareas de a bordo. Normalmente, por aquellas latitudes no solía embravecerse así el mar, sobre todo con un clima casi invernal para esa época. La visión a nuestro alrededor era nula. Sin duda, lo mejor era esperar. Esperar,…
Leer más

¡¡¡AAAHHH!!!

Mundo Quiniela
El hombre entró bastante afligido al consultorio del famoso psicoanalista, y le dijo:  -Doctor, vengo a verlo porque me he olvidado del significado de varias palabras en castellano. -¿ Cómo es eso? – respondió el doctor. - Sí, doctor. Por ejemplo, usted es 92, y yo no lo puedo decir en castellano. - ¿Cómo que soy 92? - Sí, 92, así como el 88 conduce la 84 católica. - Haga el favor de expresarse claramente. No logro entenderle. - No es sólo en las profesiones. Es en el nombre de las cosas y muchos animales. Por ejemplo, uno monta un 24 para galopar, uno mata una 25 para hacer puchero. Un 65 mata animales por deporte, o eventualmente para comerlos. Usted y yo vamos a conseguir nuestros alimentos al mercado.…
Leer más