Historia de los Juegos de Azar

VOS JUGÁS A LA QUINIELA.

LA QUINIELA ES UN JUEGO DE AZAR.

Por lo tanto tal vez quisieras saber  la HISTORIA DE LOS JUEGOS DE AZAR

Te la contamos brevemente:

La palabra “Azar” viene del árabe  “Az-zahr”, que quiere decir “dado”.

Los dados son el juego de azar más antiguo.

En China, tres mil años antes de Cristo, ya se jugaba a los dados.

Se sabe que en Egipto, en la época de los faraones, se tallaban dados de seis caras.

En la mitología griega hubo dos dioses que se pelearon en medio de una partida de dados.

Quinientos años antes de Cristo, ya existían los juegos de mesa.

Al inventarse el papel, aparecieron las cartas. (Naipe) Juegos de cartas.

Luego de la caída del Imperio Romano vino un período de gran regresión… Excepto en Asia, donde los juegos de azar continuaron, e incluso evolucionaron con la invención del papel.

En la Europa de la Edad Media, en que había una gran brecha entre ricos y pobres, los juegos de azar más complejos eran para los nobles. El pueblo jugaba a los dados.

En la época actual, no hay diferencia de clases, ni franjas económicas, o nada que se le parezca. Juega todo el mundo – y cada vez más – a todo tipo de juegos. Y no es privativo de ningún país. Ni de raza, ni de edad. Todo el mundo juega. El juego de azar es propio del ser humano (homo ludens). Aclaramos esto, porque los animales juegan por instinto.  El hombre al jugar desafía al destino. Por eso desafía al azar. Para el animal no hay azar. El azar es sólo para el hombre.

DISTINTOS JUEGOS DE AZAR:

  1. Con los DADOS se puede  jugar al PASE INGLÉS (sacar siete y once, o sacar un número cualquiera, y volver a tirar hasta que vuelva a salir, y si sacas por ejemplo “nueve” y buscando el nueve, sale un siete, perdés todo. El siete y el once, si salen de entrada, te hacen ganar la parada. Pero si buscas otro número, y sale el siete, “¡Adiós!”.
  2. A  la GENERALA, Se juega con cinco dados. Cada jugador tiene tres tiros por turno. En esos tres tiros. Hay que hacer – por ejemplo – “Generala”, que es tirar  y conseguir que todos los dados muestren la misma cara, por ejemplo, cinco ases, cinco dos, etc. Otra figura es el “Poker” , que significa cuatro dados iguales y uno desigual, el “Full”, tres iguales y los otros dos de otro valor, pero iguales entre ellos, la “Escalera”, que como su nombre lo indica, es conseguir en los tres tiros una secuencia de menor a mayor completa, etc. Se entiende que las figuras se han tomado del famoso “Poker”, juego de cartas. Como se juega por puntaje, en caso de no lograr ninguna figura o haber completado todas el jugador puede ir anotándose puntos del uno al seis. En fin, es un juego para jugar en familia un domingo a la tarde, como nuestro Estanciero, que es la versión argentina del Monopolio.
  3. El infantil Ludo (del latín “Ludum = Juego”), el Backgammon (llamado en Francés “Chaquet” y en árabe “Taule”), y muchos otros en que la suerte queda en “manos” de esos pedazos de hueso (hoy quizás de pástico) que desde tiempo inmemorial los tramposos han cargado, tratando de que caigan siempre de un mismo lado, con diferente éxito, incluído la llegada de la policía, etc. (je!)
  4. Los juegos de ruleta (Roulette, en Francés =ruedita) y lotería entran en el esquema de los dados porque la bolilla de la ruleta es como un dado con treinta y siete caras, sin contar el color, la docena, la columna, el par, el impar, etc.
  5. Y la LOTERÍA, base de la quiniela, porque cada bolilla tiene un número, y los números no pueden alterarse. El destino dirá cuál sale primero del bolillero.

Los juegos de cartas (Francesas, Poker, Bridge, Rummy, Canasta, Belote, Loba, etc., y Españolas, Truco, Mus, Escoba, Brisca, Burro, etc.) Podrían no incluirse en la lista de los juegos de azar porque en ellos ganar o perder depende mucho de la habilidad del jugador, pero se consideran de azar, porque al azar se reparten las cartas. (Siempre que no haya trampas, cosa muy factible en juegos – y jugadores – de esta clase) .

Como nota de color, te contamos que el Tarot, adivinación del destino por las cartas de la baraja, según hay quien asegura, toma su nombre del Tarocco, antiguo juego italiano. Igualmente, el Bridge, antes se llamaba Whist, según algunos entendidos; y según otros entendidos, hay un Bridge, y un Bridge Whist. Por cierto que nosotros lo ignoramos.

Los juegos de Casino incluyen además como juego de azar las tragamonedas, o “tragaperras”, como les llaman los españoles, se consideran – por ahora – de azar, porque en principio, los resultados son azarosos (conseguir tres “Batman”, o tres pepinos) para el punto que ha alcanzado la tecnología por lo menos en este aspecto.

CARA O CRUZ, es un juego de azar, porque al menos que haya una moneda cargada, y el que la tira posea alguna técnica especial para hacerla caer de uno  otro modo, hay sólo una posibilidad. Ganar o Perder. Cara o Cruz.

Algo parecido es el juego de la TABA, criollo de siglos, si bien originado en España. Juego consistente en arrojar un astrágalo de vaca en una cancha determinada, y según cae (“Suerte” o “Culo”) o “Pinino”, que quizás permite redoblar la apuesta.

Finalmente, reiteramos: La QUINIELA está considerada JUEGO DE AZAR, PORQUE DE NINGUNA MANERA ES POSIBLE VISLUMBRAR EL RESULTADO DE LA JUGADA, AUNQUE HAYA APARECIDO CIENTOS – O MILES – DE “EXPERTOS” QUE OSTENTEN SENDOS SISTEMAS PARA GANAR SIEMPRE.